INICIO. Página Principal
PRESENTACIÓN de nuestra Web
Cursos Multimedia por Niveles
Gramática inglesa en español con ejercicios prácticos resueltos.
LISTENING. Sonidos con ejercicios prácticos, soluciones y texto de transcripción.
LIBROS completos en inglés para descargar a tu PC.
Practica tu READING con textos traducidos y ejercicios de comprensión lectora.
PROGRAMAS didácticos y utilidades educacionales para descargar a tu Pc.
EJERCICIOS multimedia para mejorar tu inglés.
Ejercita tus conocimientos siguiendo las aventuras de nuestro detective.
RECURSOS Y ACTIVIDADES de interés y utilidad.
Agrupaciones temáticas de palabras y su traducción. Con sonido y ejercicios
Información y Recursos específicos para profesores.
Material para la preparación de las pruebas de First de la Universidad de Cambridge.
PELÍCULAS EN INGLÉS
Vídeos para aprender inglés

Cuaderno de ejercicios 

de inglés. Actividades y material de aprendizaje.
Accede a nuestro grupo 

en Facebook
Busca el significado de los términos y su 

traducción.
Traduce textos o páginas web completas.
Consulta nuestros productos



El abogado Utterson era un hombre de semblante serio, nunca iluminado por una sonrisa; frío, parco y oscuro en la conversación; tímido en la expresión del sentimiento; largo, enjuto, ceniciento y triste y, sin embargo, de un modo u otro, caía simpático. En las reuniones de amigos, y cuando el vino era de su gusto, algo hondamente humano irradiaba de sus ojos; algo que nunca llegaba a reflejarse en sus palabras, pero que hablaba, no sólo en los gestos mudos de su rostro en la sobremesa, sino también y muchas veces y a gritos en todos los actos de su vida. Era austero consigo mismo; cuando estaba solo bebía ginebra para mortificar su inclinación por los vinos añejos, y, aunque disfrutaba con el teatro, no había entrado en ninguno desde hacía veinte años. En cambio, tenía una reconocida tolerancia para con los demás; admirando a veces casi con envidia, la gran fuerza de espíritu que implicaba cometer ciertas fechorías y, en caso de algún apuro, prefiriendo siempre ayudar en lugar de condenar.

-Prefiero la herejía de Caín -acostumbraba a decir-. Yo dejo a mi hermano que se vaya al diablo por su propio camino.

Por este carácter suyo, a menudo su destino era ser la última amistad honorable y la última influencia buena en las vidas de hombres en degeneración. Y, mientras continuaran frecuentando su casa, él nunca mostraba una sombra de cambio en su conducta.

Sin duda, esta «proeza» no era difícil para un hombre como Utterson que, en el mejor de los casos, era reservado y que basaba sus amistades en una tolerancia sólo comparable a su bondad. Es característico de la persona modesta el aceptar de manos de la fortuna el círculo ya trazado de sus amistades, y tal era lo que le ocurría a nuestro abogado. Sus amigos eran las gentes de su familia o bien aquellos a quienes conocía desde hacía largo tiempo. Sus afectos, como la hiedra, eran obra del paso de los años y no respondían necesariamente a ninguna aptitud o carácter especial por parte de quien los inspiraba. Los lazos que le unían a Richard Enfield, pariente lejano suyo, muy conocido en toda la ciudad, eran de ese tipo. Para muchos, aquella relación era un enigma y se preguntaban qué, podrían encontrar de interesante el uno en el otro y qué tendrían en común. Todo el que se topaba con ellos durante sus paseos de los domingos, decía que no hablaban nada, que parecían mortalmente aburridos y que recibían con evidente satisfacción la aparición de un amigo. Y, sin embargo, a pesar de todo, ambos ponían el mayor interés en esas excursiones, las apreciaban como el mejor momento de cada semana y, no sólo rechazaban otras oportunidades de diversión para poder disfrutar de ellas sin interrupción, sino que incluso se resistían a la llamada del trabajo.

La Mansión del Inglés. http://www.mansioningles.com
© Copyright La Mansión del Inglés C.B. - Todos los Derechos Reservados
. -