INICIO. Página Principal
PRESENTACIÓN de nuestra Web
Cursos Multimedia por Niveles
Gramática inglesa en español con ejercicios prácticos resueltos.
LISTENING. Sonidos con ejercicios prácticos, soluciones y texto de transcripción.
LIBROS completos en inglés para descargar a tu PC.
Practica tu READING con textos traducidos y ejercicios de comprensión lectora.
PROGRAMAS didácticos y utilidades educacionales para descargar a tu Pc.
EJERCICIOS multimedia para mejorar tu inglés.
Ejercita tus conocimientos siguiendo las aventuras de nuestro detective.
RECURSOS Y ACTIVIDADES de interés y utilidad.
Agrupaciones temáticas de palabras y su traducción. Con sonido y ejercicios
Información y Recursos específicos para profesores.
Material para la preparación de las pruebas de First de la Universidad de Cambridge.
PELÍCULAS EN INGLÉS
Vídeos para aprender inglés

Cuaderno de ejercicios 

de inglés. Actividades y material de aprendizaje.
Accede a nuestro grupo 

en Facebook
Busca el significado de los términos y su 

traducción.
Traduce textos o páginas web completas.
Consulta nuestros productos



Aquel día no fue posible salir a paseo. Por la mañana jugamos durante una hora entre los matorrales, pero, después de comer (la señora Reed comía temprano cuando no habla gente de fuera), el frío viento invernal trajo consigo unas nubes tan sombrías y una lluvia tan recia, que toda posibilidad de salir se disipó.

Yo me alegré. No me gustaban los paseos largos, sobre todo en aquellas tardes invernales. Regresábamos de ellos al anochecer, y yo volvía siempre con los dedos agarrotados, con el corazón entristecido por los regaños de Bessie, la niñera,. y humillada por la conciencia de mi inferioridad física respecto a Elisa, luan y Georgina Reed.

Los tres, Georgina, Elisa y Juan, se agruparon en el salón en torno a su madre, reclinada en el sofá, al lado del fuego. Rodeada de sus hijos (que en aquel instante no disputaban ni alborotaban), mi tía parecía sentirse perfectamente feliz. A mí me dispensó de la obligación de unirme al grupo, diciendo que se vela en la necesidad de mantenerme a distancia, hasta que Bessie le dijera, y ella lo comprobara, que yo me esforzaba en adquirir mejores modales, en ser una niña más obediente. Mientras yo no fuese más sociable, más despejada, menos huraña y más agradable en todos sentidos, la señora Reetl se creía obligada a excluirme dé los privilegios reservados a los niños obedientes y buenos.

¿Y qué ha dicho Bessie de mí? -interrogué al oír aquellas palabras.

-No me gustan las niñas preguntonas, Jane. Una niña no debe hablar a los mayores de esa manera. Siéntate en cualquier parte, y mientras no se te ocurran mejores cosas que decir, estáte callada.

Me deslicé en el comedorcito de desayunar anexo al salón y en el cual habla una estantería con libros., Cogí uno que tenía bonitas estampas Me encaramé al alféizar de la ventana, me senté en él cruzando las piernas como un turco y después de correr las rojas cortinas que protegían el hueco, quedé aislada por competo en aquel retiro.

Las cortinas escarlata limitaban a mi derecha mi campo visual, pero a la izquierda, los cristales, aunque me defendían de los rigores de la inclemente tarde de noviembre; no me impedían contemplarla. Mientras volvía las hojas del libro, me paraba de cuanto en cuando para otear el paisaje Invernal. A lo lejos, todo se fundíaa en un horizonte plomizo de nubes y nieblas. De cerca, se divisaban los prados húmedos y los arbustos agitados por el viento, y sobre toda ta perspectiva caía, sin cesar, una lluvia desoladora.

Continué hojeando mi libro. Era una obra de Bewick, consagrada en gran parte a las costumbres de los pájaros, y cuyas páginas de texto me interesaban poco, en general. No obstante, habla unas cuantas de introducción que, a pesar de ser muy niña aún, me atraían lo suficiente para no considerarlas áridas del todo. Eran las que trataban de los lugares donde suelen anidar las aves marinas: "las solitarias rocas y promontorios donde no habitan más que estos seres", es decir, las costas de Noruega, salpicadas de islas, desde su extremidad meridional hasta el Cabo Norte.

La Mansión del Inglés. http://www.mansioningles.com
© Copyright La Mansión del Inglés C.B. - Todos los Derechos Reservados
. -